Salud y enfermedad

Dra. Marta Miguel

"La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia. Son sus pre-requisitos : educación, vivienda, alimentación, renta, ecosistema estable, y equidad." Esta es la definición de salud de la OMS A esto hay que agregar el lema que propuso al fin del milenio: "Salud para todos en el año 2000. "

Queremos poner junto a esta definición un extracto de los pensamientos que Rudolf Steiner pronuncia en torno a "El cuidado de la salud como cuestión social" que sirven para mostrar cómo se piensa hoy y en qué dirección debería avanzarse . El olvidar al hombre individual vuelve abstracta y carente de sentimientos la cuestión.

•  Las medidas higiénicas tienen hoy un caracter autoritario. La fe se deposita en la ciencia.Este saber debe ser más democrático.Las reglas que se enuncian : cómo comer, actividad, medicamentos,etc, se basan en conocimientos e investigaciones que no pueden ser examinados por el común de la gente

•  Nuestra época piensa en términos de mecánica, física, química; en lo diminuto atomístico. Es preciso volver a pensar en "grande"

•  Pensar en enfermedades físicas y mentales es otro modo de atomizar.

•  En la materia hay fuerzas espirituales. El cuerpo es una creación de lo anímico; luego lo anímico lo va gastando, haciéndolo morir cada minuto. Uno puede estudiar lo anímico espiritual "fuera" de la vida , y en la vida experimentarlo unido

•  Espíritu libre de cuerpo es fuente de ilusiones. No sirve para vivir y avanzar en la vida.

•  Llegar a ideas sanas y llevarlas a la práctica, esto es ser serio.

•  Tener idea de organismo : esto supera a la especialización.

•  El hombre enfermo debe ser puesto ante el alma. Desde allí establecer relaciones amplias con el resto de lo existente.Y que todos puedan comprenderlo.(evitar la jerga médica)

•  Esto hará cambiar las relaciones de hombre a hombre.

•  El médico puede hablar a la comunidad y hacer prevención e higiene.

•  En las enfermedades físicas se piensa de modo materialista. Y en las mentales se piensa en el cerebro. No se pregunta: ¿qué relaciones tienen con el resto del organismo?

•  El psicoanálisis considera la anímico como una isla. Es útil en el diagnóstico El error del materialismo es no conocer a fondo la materia, ignorar que hay vivencias que tocan órganos imperfectos.El tratamiento debe tomar en cuenta lo orgánico

•  Si la enfermedad es física, dirigir la mirada a lo espiritual. Hasta el temperamento , cómo se camina, se juega, etc, tienen una base corporal

•  Los consejos no sirven para el enfermo del alma, justamente porque le falta conciencia

•  En la enfermedad" espiritual" el Yo se ha retraído del contexto orgánico, y el tratamiento debe volver a comprometerlo

•  Los soñadores se enferman, los intelectuales también.Apelar al sentido común.

•  Valorar los períodos de sueño y vigilia

•  La vida espiritual debe ser libre. Si se puede hacer algo por otro es a partir de las propias capacidades. El que sabe genera confianza .Independizarse de lo estatal y de la esfera económica o de autoridades. Leyes justas se hacen con entendimiento de los temas, al lado del médico profesional

•  Producir lo necesario

 

PREGUNTAS ACERCA DEL HOMBRE SANO

La salud es un bien de compra? ¿Cuánto cuesta conseguirla? o bien¿estamos dispuestos a pagar el precio que ella nos pide? , ¿Es salud sólo ausencia de enfermedad?¿ Es un asunto individual del tipo"yo me cuido" o la sociedad tiene un papel que cumplir? ¿ Es longevidad sinónimo de salud? ¿Se consigue tomando medicamentos?¿La concede el Estado con medidas masivas como la vacunación indisciminada? ¿ No enfermarse es indicio de buena salud? ¿dónde buscarla, cómo medirla? ¿Puede hablarse de salud en general.: significa lo mismo, poe ejemplo, para Bolivia que para Suiza?¿Puede haber salud en los pacientes gravemente enfermos, al lado de la enfermedad? ¿Qué pasa con la salud del que cuida a enfermos?

El hecho de que el tema salud aparezca en forma de pregunta es ya todo un dato. Por una parte estamos acostumbrados a pensar en términos de enfermedad. Por otra, mientras estamos sanos nuestra conciencia se adormece. Es preciso llevar conciencia a esta área. Temas que hacen a la Vida (transplantes, fertilización, clónación) muy pronto nos pedirán una decisión personal que debe hacerse sobre la base de una conciencia amplia de la integridad humana.

 En la base de toda medicina verdadera debe colocarse la imagen del hombre sano. Sano remite a algo íntegro , completo : al hombre total, portador de un cuerpo físico, vida, alma y Yo o espirítu .. Este hombre toma la materia física y la "gasta", pues la obliga a servirle .

En el comienzo, la Vida da forma y estructura la materia; El origen de estas fuezas queda impreso en ella: mírense los huesos largos , para los que la luz es indispensable; su forma lineal y abierta en los miembros lleva esa impronta de su origen lumínico; El hueso humano revela la paradoja de ser mínima materia mineral con máxima estructura.Esto posibilita erguirse y pensar.

Esta configuración conduce a la vida pero no a la conciencia, ni a la conciencia de sí mismo. Estos dos procesos se basan en actividades de desintegración. Siempre que hay actividad anímica o espiritual la sustancia debe desintegrase, retirarse de su actividad, para dar lugar a la conciencia. Quiere decir que estas actividades no tienen afinidad con lo vital-sano; se orientan en dirección a la enfermedad Actividad anímico-espiritual excluye la función común del cuerpo. Sin embargo, el organismo es capaz de autoregular esta tendencia permanentemente

Origen de las fuerzas sanadoras:

Uno puede hacer el siguiente camino: buscar en el mundo que lo rodea por ejemplo plantas que reconozca creciendo fuertes y vigorosas, lozanas, sanas. Y preguntarse de dónde obtienen esa lozanía; pronto se verá llevado a considerar el ambiente que las rodea y nutre.: la tierra por un lado, el calor, la luz y el aire por el otro.Si una u otros no cubren las necesidades de la planta ella enferma o muere.Si ahora se dirige la mirada al hombre se observa algo esencialmente distinto: el hombre no es tan dependiente de la tierra.: puede moverse, cambiar de ambiente; tampoco lo es en términos relativos respecto del cosmos Puede vivir creando cultura o sobrevivir en condiciones exteriores extremas. ¿De dónde entonces emana la fuerza que lo mantiene sano? . Aquello que a él le da salud ha tenido una transformación en su dirección : proviniendo del cosmos irradia desde su interioridad. Pertenecen a las Fuerzas Formativas o Etéricas que están hechas no de sustancia física sino de sustancia de fuerza.Sus cualidades, por lo mismo, son opuestas a las de la materia . Salud y sanar se originan en esas fuerzas que, proviniendo del Cosmos el hombre lleva dentro de sí.Han tenido una transformación en su dirección.

Estas fuerzas no es posible verlas con los sentidos físicos ; uno puede reconocerla en sus efectos : por ejemplo facilidad para recuperarse tras una enfermedad aguda o resistencia frente a epidemias

 Las fuerzas etéricas obran en dos direcciones: hacia el organismo de modo constructivo, formando sustancia corporal. Hacia lo anímico-espiritual formando representaciones mentales y también imágenes A ellas corresponden la salud, el temperamento, la memoria, los hábitos, el caracter de las inclinaciones

Son bien visibles en el proceso de convalescencia: la cicatrización de una herida, el crecimiento del cabello después de drogas citotóxicas, el apetito, el retorno de fuerzas, el buen dormir, la recuperación de peso corporal, etc.

 

LA ENFERMEDAD

 El hombre enfermo debe ser comprendido a través del equilibrio alterado de sus cuatro principios constitutivos Y para restablecer la salud deben encontrarse medicamentos que restituyan el equilibrio alterado.

El proceso de enfermar puede desarrollarse en tres direcciones

1.- Dolor o sufrimiento hacia una intensificación de la vida sensitiva Aquí lo que usualmente vive en la esfera anímica se hace activo en el organismo.

2 - Parálisis o impotencia indolora Corresponde a un vínculo demasiado intenso del Yo del hombre en su organismo Aquí el mejor ejemplo es la depresión ( no la tristeza ) con debilidad volitiva. "Quiero pero no puedo"; es una típica situación de impotencia; otros ejemplos. fatiga crónica, insuficiencia de cualquier órgano, etc

3- Exceso de salud (Aislamiento y enajenación) : puede que la salud se extienda más de lo apropiado al organismo Esto ocurre cuando hay impedimentos para que lo anímico espiritual se vincule con el cuerpo. El cancer es un ejemplo típico de esta circunstancia

 

AUTOCURACIÓN ( sanación)

 Cuando existe una fractura o una herida suele inmovilizarse, acercar los labios y esperar. Se comprueba al tiempo que el hueso recuperó la continuidad, ha "soldado"; la actividad reparadora no continúa indefinidamente, termina con la consolidación, y curiosamente el callo óseo muestra que la unión es más firme que antes. Ahí actuó el médico interno. Este proceso de autocuración se cumple permanentemente en el organismo: consiste en un equilibrio dinámico frente a dos fuerzas polares : las de la conciencia y las de la vida.

 

CURAR-ALIVIAR-ACOMPAÑAR

Curar significa restituir el equilibrio alterado de los cuerpos a través de sustancias afines . Este proceso debe ser suave, paulatino y a la vez permanente. Supone reconocer los obstáculos exteriores e interiores que se interponen y llegar a vencerlos.

 Aliviar es hacer lo posible cuando la curación no es viable.Tiene que ver con mitigar o mantener a una distancia prudencial el sufrimiento Hay aspectos básicos desde lo médico: cuidado del ambiente respecto de los órganos sensoriales, tratamiento del dolor, descanso y alimentación

Acompañar es a veces lo único posible en los tramos finales de una enfermedad donde no hay recetas y el paciente o su familia son los guías el proceso. Aquí se necesita apertura y sensibilidad para recibir intuiciones terapéuticas acordes a lo que el paciente quiere y a la vez necesita.